Confesiones, Personal

A veces basta sólo un minuto

Tienes que creerme cuando digo que me enamoré de ti. Fue tan repentino, tan fugaz. Así como viniste te fuiste, y trajiste tantas cosas contigo – entre esas, malas decisiones – que cuando te marchaste dejaste un vacío que no me costará llenar pero del cual no se me antoja hacerlo tampoco. Contigo entendí que… Sigue leyendo A veces basta sólo un minuto